Adventures of Lolo (Game Boy)

advlolo-intro

El desafiante (y portátil) regreso del príncipe azul

Cuando el universo está en peligro y los esbirros del señor del mal campan a sus anchas, la gente de bien gira la mirada hacia el héroe de acción. Cuando los villanos atemorizan a todo hombre, mujer y niño, la esperanza reside en el poderoso brazo militar. Es lo natural: a base de machacarnos, nos han acostumbrado a estas patrañas. Los protagonistas viriles, musculosos y de gatillo fácil son legión en la industria del videojuego, sin embargo, hay ocasiones en las que es más útil un capazo de paciencia que un AK-47. Y tiene suerte, porque es lo único de lo que dispone Lolo, el príncipe de los puzles, el incansable semidiós del rompecabezas videojueguil. Y con eso le basta para molar.

Sigue leyendo

Anuncios

The Dig

thedig-intro

En las profundidades de la mediocridad

¡Cómo me gusta(ba) LucasArts! La empresa que asentó la regla principal que deben cumplir las aventuras gráficas point&click: no putear demasiado al jugador. Con eso, y con el talento y la creatividad de Ron Gilbert, Tim Schafer, Dave Grossman o los principales responsables de esta obra, Sean Clark y Brian Moriarty, se convirtieron en el referente mundial del género desfondando a la mayoría de la competencia. En la compañía americana (hasta 1990 conocida como LucasFilm) nacieron joyas imperecederas como Loom, Maniac Mansion, Grim Fandango, la saga Monkey Island o los juegos de Indiana Jones. El juego a tratar no está entre los más conocidos de la compañía… en realidad, podríamos decir que es uno de los más oscuros y arrinconados. ¿Podría ser que estuviéramos ante una joya olvidada? Todo es opinable, y soy consciente de que este juego tiene sus admiradores, pero voy a dar mi sincera opinión sobre un juego que, a mí por lo menos, me dejó bastante frío.

Sigue leyendo

Limbo

limbo-intro

Plataformas hitchcookiano

Aunque hace mucho que se inventó la televisión en color, el blanco y negro nunca ha desparecido del todo en las obras audiovisuales. En el cine, si bien quedó relegado a un plano marginal, sigue funcionando para ambientar y dar una cierta personalidad al film. Quizá los mayores exponentes sean La lista de Schindler y Ed Wood. En los videojuegos no logro recordar un precedente a lo que los chicos de Playdead (compañía independiente danesa) hicieron con su videojuego debut. Los únicos videojuegos que me vienen a la mente en blanco y negro son los de Game Boy (y bueno… también el Pong).

Sigue leyendo