Shatterhand

shatterhand-intro

¿Eres un tipo duro?

Las películas de acción de la década de los ochenta inspiraron un buen montón de videojuegos que, aunque no se basan en ninguna licencia oficial, infunden todo el sabor a testosterona, peleas y explosiones que tenían los clásicos del género. Contra, Bad Dudes o Journey to Silius bebieron, de forma diferente, de aquellas cintas palomiteras de guerra o ciencia ficción. Shatterhand une de forma sensacional en la primogénita de Nintendo todas esas emociones, todo el sabor a clásico horterilla ochentero que tanto veneramos los que crecimos en la época del Scalextric y el Telesketch. Y lo mejor de todo es que ha envejecido mucho mejor que la mayoría de esas películas y juguetes.

Sigue leyendo

¡Haz un mapa!

mapas-introUna de las más controvertidas tendencias del mundillo es la propensión a facilitar la vida del jugador que se va dando generación tras generación. Accesibilidad lo llaman. Esta evolución obvia y axiomática nos ha traído montañas de cambios en muchos aspectos críticos del videojuego. También nos ha traído un estándar, un manual de estilo para el desarrollador en el que se indican las líneas que no se han de rebasar. Ya no se hacen juegos en los que la partida guardada quede inservible en base a arbitrarias decisiones anteriores (un cariñosísimo saludo a Sierra Online), ni en los que avanzar requiera interminables sesiones de prueba y error sin ningún tipo de ayuda o pista. Está bien, no lo vamos a negar. Sin embargo, se echan de menos aquellos juegos en los que se te invitaba, cortésmente, a realizar tu propio mapa.

Sigue leyendo