La parodia jugable

parodia-introQue los seres humanos no somos un ejemplo a seguir es algo que muchos tenemos bastante claro desde que disponemos de conciencia. Somos viles, débiles y sumisos; se nos manipula con facilidad y es difícil sacarnos de nuestra cómoda poltrona para mover un dedo por cambiar el mundo. A nivel geopolítico el tema no mejora: culturas y civilizaciones enfrentadas durante siglos matándose continuamente en guerras que sólo los más cabestros son capaces de catalogar como justas. Es cierto que hay aspectos que atenúan o redimen levemente el lamentable balance general del paso del hombre por el planeta Tierra, y no me refiero al amor o la amistad (aunque son cosas que, oye, no están mal) sino al conocimiento, el arte, la cultura y la capacidad de inventar. A veces incluso estas creaciones son capaces de mirar directamente a los ojos del hombre y decirle a la cara lo miserable que es o burlarse de su ridiculez. Una vertiente crítica, paródica e incluso burlona que se ha dado en todas las ramas culturales desde tiempos inmemoriales y a la que se suma, quizá con un poco de retraso, el mundillo de los videojuegos.

Sigue leyendo

Anuncios

Oddworld: Stranger’s Wrath

“No me obligues a dispararte una araña, baby”

“No me obligues a dispararte una araña, baby”

Me encanta el universo Oddworld y soy incapaz de disimularlo. Adoro todas esas extrañas criaturas de aspecto horrible aunque capaces de ganarse nuestro corazoncito o nuestra más sincera repulsión. Los juegos de Oddworld siempre tienen un mensaje, una pequeña moraleja con carácter ecologista y de respeto hacia las formas de vida en armonía con la naturaleza. Eso, junto con su capacidad de crear personajes carismáticos aunque estereotipados y ambientaciones absolutamente reconocibles, hicieron de Oddworld una marca con una base de fans bastante amplia. Stranger’s Wrath, publicado en 2005 y en exclusiva para Xbox, es su último parto, su retoño más reciente y atrevido. Aunque también rabiosamente original.

Sigue leyendo

Oddworld Inhabitants

oddworld-intro

Mundo raro éste

Mudokons, glukkons, sligs, gabbits y steefs. Imaginación, talento, humor negro, ambición y desorden. Oddworld Inhabitants es una compañía única e irrepetible, por eso la queremos. Nos alegra, nos enfada, nos crea hypes absurdos que nunca llegan a nada, y nos desespera. No se le puede exigir demasiado pues no es un estudio rico y poderoso, pero a veces nos conformaríamos con que no jueguen con nuestro corazoncito, que uno ya no está para estos trotes.

Sigue leyendo