La cosa más hermosa

lacosa-introNo hay nada más hermoso que el paso del tiempo. Si el que escribe este texto hubiera podido disfrutar de una existencia meramente contemplativa, apostado sobre la repisa de una ventana que diera a un parque, una plaza, un mercado o cualquier otra zona donde el trasiego de personas sea una constante, se habría podido alimentar con la mera admiración de su devastadora marcha triunfal. Cual afilador, el tiempo pule arrugas en manos y frente, elimina las rebabas fruto del comportamiento impetuoso de la juventud y lima las heridas y yagas producto del incesante batallar. El tiempo es el verbo que mueve el mundo, que genera los ciclos y los cambios y lo somete a su voluntad. Gracias a él todo es provisional.

Sigue leyendo

Anuncios