Adventures of Lolo (Game Boy)

advlolo-intro

El desafiante (y portátil) regreso del príncipe azul

Cuando el universo está en peligro y los esbirros del señor del mal campan a sus anchas, la gente de bien gira la mirada hacia el héroe de acción. Cuando los villanos atemorizan a todo hombre, mujer y niño, la esperanza reside en el poderoso brazo militar. Es lo natural: a base de machacarnos, nos han acostumbrado a estas patrañas. Los protagonistas viriles, musculosos y de gatillo fácil son legión en la industria del videojuego, sin embargo, hay ocasiones en las que es más útil un capazo de paciencia que un AK-47. Y tiene suerte, porque es lo único de lo que dispone Lolo, el príncipe de los puzles, el incansable semidiós del rompecabezas videojueguil. Y con eso le basta para molar.

Sigue leyendo

Anuncios

Tomb Raider

tombraider-intro

El seductor debut de la señorita Croft

Resulta curioso cómo ciertos personajes se hacen dueños absolutos del juego que protagonizan. Sólo unos pocos elegidos lo logran, sin embargo, lo que sucedió con Lara Croft no tuvo precedentes. La pizpireta arqueóloga británica no sólo ha elevado la categoría de su saga de videojuegos, sino que ha trascendido el mundillo, acaparado portadas de revistas de moda, llenado salas de cine, protagonizado anuncios de coches y aflorado en los sueños húmedos de más de un adolescente granudo. Pero todo esto no se debe sólo a su neumática delantera, su cinturita de avispa y sus largas y potentes ancas. El éxito de Lara, como no podía ser de otra forma, pertenece en gran medida a Tomb Raider (Core Design, 1996), a su revolución jugable y a su fantástico diseño de niveles.

Sigue leyendo

Closure

closure-intro

Si no puedes verlo, no existe

Los juegos indie se están haciendo un hueco cada vez mayor en el cada vez más saturado mercado videojueguil. Es un hecho innegable. Y el mérito es suyo. Se les puede achacar que son generalmente muy cortos, que no profundizan demasiado o que se pierden en lo conceptual, y con mucha razón; pero no es menos cierto que del nicho indie han salido muchas de las ideas más originales de los últimos tiempos. He aquí una de ellas.

Sigue leyendo

The Dig

thedig-intro

En las profundidades de la mediocridad

¡Cómo me gusta(ba) LucasArts! La empresa que asentó la regla principal que deben cumplir las aventuras gráficas point&click: no putear demasiado al jugador. Con eso, y con el talento y la creatividad de Ron Gilbert, Tim Schafer, Dave Grossman o los principales responsables de esta obra, Sean Clark y Brian Moriarty, se convirtieron en el referente mundial del género desfondando a la mayoría de la competencia. En la compañía americana (hasta 1990 conocida como LucasFilm) nacieron joyas imperecederas como Loom, Maniac Mansion, Grim Fandango, la saga Monkey Island o los juegos de Indiana Jones. El juego a tratar no está entre los más conocidos de la compañía… en realidad, podríamos decir que es uno de los más oscuros y arrinconados. ¿Podría ser que estuviéramos ante una joya olvidada? Todo es opinable, y soy consciente de que este juego tiene sus admiradores, pero voy a dar mi sincera opinión sobre un juego que, a mí por lo menos, me dejó bastante frío.

Sigue leyendo

Limbo

limbo-intro

Plataformas hitchcookiano

Aunque hace mucho que se inventó la televisión en color, el blanco y negro nunca ha desparecido del todo en las obras audiovisuales. En el cine, si bien quedó relegado a un plano marginal, sigue funcionando para ambientar y dar una cierta personalidad al film. Quizá los mayores exponentes sean La lista de Schindler y Ed Wood. En los videojuegos no logro recordar un precedente a lo que los chicos de Playdead (compañía independiente danesa) hicieron con su videojuego debut. Los únicos videojuegos que me vienen a la mente en blanco y negro son los de Game Boy (y bueno… también el Pong).

Sigue leyendo