Pikmin

pikmin-intro

Solidaridad espacial en miniatura

Nos encanta que Nintendo se saque cosas de la manga. Nos encanta su forma de trabajar tan artesanal, tan de lápiz y papel. Nos encanta Miyamoto, su sonrisa de eterna felicidad y su mente capaz de fabricar mundos de ensueño. Sumergidos en ellos no existen los problemas, todo va bien, todo está en calma. Esto es lo que tiene la Gran N, y no es poco. Es una forma de entender los videojuegos que, aunque pueda parecer anticuada, les sigue proporcionando un valor añadido único que hace reconocibles todos sus productos. Sin excepción. Y eso que Pikmin (Nintendo, 2001) es una cosa muy marciana, muy rara en comparación con su legado más reciente. Incluso arriesgada para los timoratos estándares de la de Kioto. Pero, al mismo tiempo, es un juego tan fresco y adorable que ha conseguido pasar (no sin problemas, eso sí) al ideario colectivo como una de las grandes franquicias nintenderas.

Sigue leyendo

Anuncios

Tomb Raider

tombraider-intro

El seductor debut de la señorita Croft

Resulta curioso cómo ciertos personajes se hacen dueños absolutos del juego que protagonizan. Sólo unos pocos elegidos lo logran, sin embargo, lo que sucedió con Lara Croft no tuvo precedentes. La pizpireta arqueóloga británica no sólo ha elevado la categoría de su saga de videojuegos, sino que ha trascendido el mundillo, acaparado portadas de revistas de moda, llenado salas de cine, protagonizado anuncios de coches y aflorado en los sueños húmedos de más de un adolescente granudo. Pero todo esto no se debe sólo a su neumática delantera, su cinturita de avispa y sus largas y potentes ancas. El éxito de Lara, como no podía ser de otra forma, pertenece en gran medida a Tomb Raider (Core Design, 1996), a su revolución jugable y a su fantástico diseño de niveles.

Sigue leyendo

Shatterhand

shatterhand-intro

¿Eres un tipo duro?

Las películas de acción de la década de los ochenta inspiraron un buen montón de videojuegos que, aunque no se basan en ninguna licencia oficial, infunden todo el sabor a testosterona, peleas y explosiones que tenían los clásicos del género. Contra, Bad Dudes o Journey to Silius bebieron, de forma diferente, de aquellas cintas palomiteras de guerra o ciencia ficción. Shatterhand une de forma sensacional en la primogénita de Nintendo todas esas emociones, todo el sabor a clásico horterilla ochentero que tanto veneramos los que crecimos en la época del Scalextric y el Telesketch. Y lo mejor de todo es que ha envejecido mucho mejor que la mayoría de esas películas y juguetes.

Sigue leyendo

The Guardian Legend

theguardianlegend-intro

Sabe a mixta

Cuando un jugador encuentra una saga que le gusta, a menudo mira hacia atrás y trata de encontrar aquellos viejos juegos con los que nació dicha franquicia. De ahí que clásicos como Metroid, Contra, Metal Gear o los primeros Castlevania tengan siempre un cierto interés para el jugador actual. Sin embargo, esos juegos compitieron en su época con otros cuya carencia de legado los ha desterrado casi al ostracismo, juegos como The Guardian Legend, que arriesgaron para ofrecer algo único… o una mezcla única de cosas ya vistas. De vez en cuando es interesante rescatarlos del olvido y ver qué ofrecen.

Sigue leyendo